Dos mineros artesanales primeros fallecidos en Nicaragua

Dos mineros artesanales se convirtieron este martes en las primeras víctimas mortales por el paso del poderoso huracán Eta en Nicaragua, donde tocó tierra como categoría 4 con vientos máximos sostenidos de hasta 220 km/h.

Los fallecidos murieron soterrados tras un deslave en una misa artesanal en el municipio de Bonanza, en la Región Autónoma del Caribe Norte (RACN), como consecuencia de las lluvias provocadas por Eta, que golpea esa zona de Nicaragua con intensidad de categoría 4 en la escala Saffir-Simpson, de un máximo de 5.

Los fallecidos fueron identificados con los nombres de Will, de 38 años, y Norwin, de 39, ambos originarios del municipio de Waslala, en el Caribe, según reportaron las autoridades de socorro al canal de televisión VOSTV, que compartió las imágenes.

Un tercer minero, Lázaro Herrera, de 44 años, logró sobrevivir al deslave y fue quien dio la voz de alarma.

ESTABAN ADVERTIDOS, PERO…

Los mineros se encontraban trabajando en la mina El Comal, en la comunidad Buena Vista, cuando ocurrió el deslave como consecuencia de la saturación de los suelos por las constantes lluvias, explicó Herrera, que resultó con golpes leves.

“Se vino el deslave del cerro y eso fue lo que nos agarró. Nos agarró a los tres de hecho. Logré salir. Me agarré de un árbol y por eso salí con vida”, relató.

Explicó que previo al suceso, representantes de una comisión del Gobierno les pidieron que no trabajaran en las minas debido a que el huracán Eta está provocando copiosas lluvias, sin embargo decidieron hacerlo con el fin de conseguir dinero para sus alimentos.