El Ajax quiere a Luis Suárez y el PSG a Arturo Vidal

El conjunto holandés podría intentar repescar al que fue su delantero hace nueve años

Tras el varapalo que sufrió el Barcelona a manos del Bayern de Múnich y su correspondiente eliminación en cuartos, el conjunto culé se enfrenta a una remodelación de arriba a abajo. El principal problema para ello es el dinero, siendo conscientes de la actual situación económica que atraviesan y que precisamente no les da para permitirse inversiones elevadas como las ya acostumbradas. Solo cabe una solución: si se quiere intentar fichar, antes tiene que haber salidas. Es aquí donde el Ajax de Amsterdam y el PSG hacen su aparición.

Según informa el canal uruguayo ‘Teledoce’, el club neerlandés estaría más que interesado en traer de vuelta al originario de Salto (Uruguay), el cual ya despuntó con los colores rojiblancos de 2007 a 2011. Durante su estancia en la capital de los Países Bajos, el delantero revolucionó el club ‘Godenzonen’, con la friolera de 111 goles y 68 asistencias en 159 partidos oficiales. Estos números le hicieron tan conocido que el Liverpool no dudó de su valía y le fichó en 2011 por 26,5 millones.


Esta temporada lo cierto es que el atacante uruguayo no lo ha hecho precisamente mal en lo que estadísticas se refiere, pues con 33 años ha perforado la red hasta en 21 ocasiones, además de 12 pases de gol. Sin embargo, su actuación durante el último encuentro dejó claro que ya no es el mismo futbolista que antes, versión que le gustaría recuperar a Overmars, director deportivo del Ajax.

Por otro lado, apenas han pasado 72 horas y el foco apunta a otro integrante de la plantilla culé: Arturo Vidal. Según el diario chileno ‘La Cuarta’, el PSG vería con buenos ojos la adquisición del mediocentro de 33 años en sus filas. Esta temporada, el jugador ha disputado un total de 2.245 minutos, repartidos en 43 encuentros con la elástica azulgrana. En ellos, el chileno ha participado en 11 goles, sumando al equipo ocho tantos y tres asistencias.

A pesar de transmitir hace poco tiempo el querer permanecer en Barcelona, lo cierto es que tras el último encuentro nadie parece tener un sitio fijo en la entidad catalana, motivo por el cual los clubes empiezan a mostrar interés e intentan pescar en río revuelto.