El Salvador fuera de alerta de una segunda ola epidemiológica, por ahora.

De acuerdo a la información recolectada por el EICE, en 6 puntos de tamizaje, más las pruebas normales a nivel nacional de los últimos 5 días; aparentemente estamos fuera de la alerta de una segunda ola epidemiológica, por ahora, dijo el presidente Nayib Bukele.

Esta segunda ola epidemiológica parecía inminente, a partir de los datos del 8, 9, 10, 11, 12, 13 y 14 de octubre y los rebrotes encontrados en oriente (Corinto, San Francisco Gotera y Santa Rosa de Lima) y en occidente, principalmente en Chalchuapa.
Sin embargo, luego de la sobremuestra de 1,500 pruebas PCR en Chalchuapa, el nivel de contagios detectado con la muestra pequeña (alrededor de 25%), bajó a un 7.5%.

Un número alto, pero muy por debajo del 25% que se pensó al inicio.
Además, los números del 15 al 19 de octubre, muestran una baja sostenida (a excepción del 17, que mostró una leve alza).
También ha bajado la ocupación hospitalaria y, aunque han aumentado levemente las llamadas al call center, no hay reportes de fallecidos en hogares.

Los datos son prematuros y la lógica del comportamiento epidemiológico nos dice que la tendencia al alza sostenida será una realidad, tarde o temprano.
Pero tener datos a la baja y un comportamiento hospitalario así, nos dice que una segunda ola no es inminente.

El presidente Bukele recalcó que todo dependerá, por supuesto, de que se cumplan con las medidas de protección personal, usando mascarilla, evitando aglomeraciones y lavarse las manos con agua y jabón; además de limpiar superficies, no tocarnos la cara, aislarnos si tenemos síntomas, etc.

Además del cumplimiento de las medidas, le pedimos a la población de que, en caso de síntomas, llame gratis al 132.
Ahí les diremos qué hacer y les enviaremos medicamentos a la puerta de sus casas. Con eso, evitaremos agravamientos, visitas al hospital y, por ende, fallecimientos, dijo;.