Hijo de Chepe Diablo enfrenta audiencia por lavado de $12 millones

El acusado huyó casi cuatro años, al presentarse a juzgado fue enviado a prisión y luego quedó en libertad con medidas, pero tras una apelación de la Fiscalía la Cámara Primera de lo Penal ordenó la captura.

Por un supuesto lavado de $12 millones, el Juzgado Cuarto de Instrucción de San Salvador, comenzó la audiencia preliminar contra José Adán Salazar Martínez, hijo de José Adán Salazar Umaña, mejor conocido como Chepe Diablo.

El fiscal del caso ha solicitado que el imputado sea enviado a juicio y respalda su pretensión con una pericia financiera contable incorporada al expediente con la cual se confirma que tuvo un incremento patrimonial no justificado.

El ministerio público también acompaña la acusación penal con la petición de una responsabilidad civil de más de $3 millones que el presunto lavador debe regresar al Estado en el caso que sea encontrado culpable por la vía civil.

Gerardo Cisneros, defensor de Salazar Martínez, dijo que no existe ningún patrimonio no justificado ya que todos los ingresos son lícitos y totalmente documentados.

«Él es un empresario que tenía muchos negocios y de los negocios que tenía es una relación de muchos años con una distribuidora de combustible lo cual está documentado, esas transacciones están documentadas por más de 15 años», sostuvo el abogado.

Hace unas semanas en una audiencia especial el juez había otorgado al acusado medidas sustitutivas consistentes en no salir del país, no cambiar de domicilio y pagar una fianza de $50,000. Pero en la resolución de la Cámara Primera de lo Penal, determinó que para Salazar Martínez no aplicaba el cese de la detención ya que nunca había estado detenido.

LEA TAMBIÉN: Juzgado libera y deja con medidas a ocho acusados de colaborarle a expresidente Saca a lavar $16 millones

Los magistrados ordenaron la detención tras un recurso que presentó la Fiscalía General de la República por no estar de acuerdo con las medidas otorgadas.

Salazar Martínez estuvo huyendo desde el 4 de abril del año 2017, cuando la Fiscalía le giró orden de captura, pero la Policía no lo ubicó para capturarlo, fue hasta el pasado 23 de febrero que se presentó al juzgado para someterse al proceso penal tras ser declarado rebelde y se le girara orden de captura.

Por el mismo delito, el Tribunal Segundo de Sentencia de San Salvador, enjuició a José Adán Salazar Umaña al exalcalde de Metapán, Juan Umaña Samayoa, Romelia Guerra, Sara Paz Martínez y Susana Nohemy Martínez, el fallo se emitirá el próximo 6 de abril y la Fiscalía ha pedido que sean condenados a 15 años.

Fuente: Diario El Salvador