Koeman se perfila como nuevo entrenador del Barcelona

Todavía en Lisboa, cuando aún digeria la durísima derrota contra el Bayern, la más dura en la historia del Barcelona en la Champions (2-8), el presidente de la entidad catalana advirtió: “Vamos a tomar decisiones”. Esta mañana se realizará en el Camp Nou una junta extraordinaria. La mayoría de los directivos estará presente, mientras que los que se encuentran fuera de Barcelona se sumarán por vía telemática. Hay tres temas que dominarán la junta: el despido de Setién, la posible llegada de Koeman al banquillo azulgrana y el calendario electoral.

La primera decisión que marcará la junta es la destitución de Quique Setién. Después de 25 partidos (16 victorias, cuatro empates y cinco derrotas), el técnico cántabro dejará de ser el preparador del Barcelona. “Si Piqué pide cambios estructurales, algo de razón tendrá. Llevo aquí solo seis meses, no depende de mí seguir o no”, explicó el entrenador, tras la derrota en Lisboa ante el Bayern. Setién fichó por el Barcelona en enero con un contrato hasta junio de 2022. Es el segundo entrenador que despide la junta esta temporada después de que en enero se prescindiera de Valverde (con contrato hasta junio de 2020, con opción de una campaña más). Setién fue el cuarto técnico de Bartomeu como presidente. Antes ya habían pasado Martino, Luis Enrique y el Txingurri. También ha contado con cuatro directores deportivos: Zubizarreta, Robert Fernández, Pep Segura y Abidal. Un periodo en el que el Barcelona invirtió 1.177 millones en fichajes.

El principal candidato para reemplazar a Setién es Ronald Koeman: el héroe de Wembley 92, cuando los azulgrana conquistaron su primera Copa de Europa. El técnico tiene contrato vigente con la selección de Holanda. En enero, cuando el club destituyó a Valverde, ya habían conversado con el expreparador del Valencia. Entonces, Koeman no veía claro dejar la selección naranja, cinco meses antes del comienzo de la Eurocopa 2020. Koeman tiene una cláusula en su contrato que le permite desvincularse de Holanda para aterrizar en el Camp Nou. El problema para solucionar son las condiciones es las que el excentral del Dream Team se hará cargo del equipo y la duración de su contrato teniendo en cuenta que el mandato de Bartomeu finaliza en junio de 2021.

El calendario electoral es justamente otro de los temas importantes a resolver por la junta extraordinaria. Los estatutos del club permiten convocar elecciones entre el 15 de marzo y el 15 de junio de 2021. También se puede adelantar los comicios. La idea de la actual junta es no presentar una candidatura continuista. La crisis sanitaria puede dificultar unas elecciones masivas y Bartomeu tiene que cuadrar los estados de resultados, que deberán ser aprobados en la asamblea de octubre.

La decisión de Messi
Otra de las incógnitas del club es el futuro de su capitán: Lionel Messi. El argentino hace tiempo que está harto con el contexto del Barça, sin referentes en la directiva ni un equipo que le permita aspirar a conquistar la Champions. El rosarino quiere un grupo fuerte para ganar títulos. Sin embargo, para Messi será difícil dejar el club antes de junio de 2021, cuando expira su contrato. El 10 paralizó la renovación de su nuevo vínculo en julio, pero si quiere dejar el Camp Nou este verano deberá encontrar un club que pague los 700 millones de su cláusula de rescisión.