La modelo brasileña que ha pasado del glamur de las pasarelas al psiquiátrico

La policía halló deambulando y desorientada por las calles de Río de Janeiro a Eloísa Fontes, de 26 años, que desapareció hace un año en Nueva York.

De saborear las mieles del éxito y del glamur de las pasarelas de Nueva York a tocar fondo en uno de los barrios más pobres de Río de Janeiro a los 26 años. Esto es lo que le ha ocurrido a la modelo brasileña Eloísa Fontes, que hace un año desapareció de su casa de la Gran Manzana y la pasada semana fue encontrada deambulando, desorientada y semidesnuda por las calles de Cantagalo, una favela situada entre los barrios de Copacabana e Ipanema. La joven ya ha sido internada en un centro psiquiátrico.

Según varios medios locales, fue la propia policía quien acudió a su encuentro un día después de que varias personas que viven en la calle dieran la voz de alarma al ver a una chica que vestía solo un pantalón y unas chanclas andando sin rumbo. Al comprobar los agentes la identidad de la joven, descubrieron que se trataba de la modelo cuya familia había denunciado su desaparición hacía poco más de un año. “La rescatamos, le pusimos ropa y la identificamos. Ella estaba muy desorientada, con informaciones muy enredadas”, declaró a Efe Antonio Carlos dos Santos, subsecretario de Acciones Estratégicas de la Gobernación de Río, quien se puso en contacto con la madre de la modelo, que reside al noreste de la ciudad, en Alagoas.

La joven fue trasladada a un centro psiquiátrico del municipio y en estos días y según indiquen los informes médicos podrá ingresar en un hospital privado para tratar sus problemas de salud mental. Un amigo de la familia se ha hecho responsable de la situación mientras la madre de la modelo consigue reunirse con ella. Pero la historia es más rocambolesca de lo que parece. Según algunos medios locales, la llegada de Fontes a Río de Janeiro se produjo hace ya unos meses y a finales de julio ella misma acudió a la policía para asegurar que estaba “feliz” y no se encontraba “en peligro”, como aseguró su familia, a quien tachó de solo quererla por su dinero y no interesarse por su bienestar.

Fontes, que ha sido portada de revistas de moda como Glamour y Elle y ha desfilado para Armani y Dolce&Gabbana, entre otras firmas importantes, abandonó su casa en su Piranhas natal a los 17 años tras ganar un concurso de belleza. Probó suerte en Sao Paulo aunque fue sobre las pasarelas de Europa y Estados Unidos donde logró afianzar su carrera. Conoció a Andre Birleanu, un modelo y productor ruso 15 años mayor que ella y con quien tuvo a su hija, de siete años y cuya custodia está bajo la tutela del padre. Según recoge el portal brasileño O Dia, su matrimonio de dos años terminó en 2015 y, desde entonces, no tiene ningún tipo de contacto con el padre de su hija. Este aseguró recientemente al diario que la modelo tenía problemas psiquiátricos y de drogas. “Ella era extremadamente explosiva y rebelde. Ni su familia ni yo, ni nadie, puede hablar con ella”. Abrumado por toda la expectación que ha causado el tema, Birleanu ha publicado un comunicado en su Instagram en el que asegura que Eloísa, quien sigue manteniendo su apellido de casada, abandonó a su hija después de la separación y nunca ha intentado recuperar su contacto.

Su desaparición hace más de un año no ha sido la única que ha mantenido a su familia en vilo. Solo unos meses antes, a principios de 2019, no se supo nada de Eloísa Fontes durante cinco días, cuando apareció en White Plains, una ciudad a unos 40 kilómetros de Manhattan.

Con apenas siete años de trayectoria profesional, la modelo ya ha desfilado en Francia, Italia, Alemania, Rumanía y Nueva York. Un éxito que le ha permitido también codearse con la jet set de la industria y conocer a varias celebridades, como a Paul McCarteny, con quien coincidió en un desfile de la hija del exBeatle, la diseñadora Stella McCartney. Ahora Eloisa Fontes debe lidiar para recuperarse y decidir si quiere retomar su vida de lujos o mantener su discreción bajo el anonimato.

Momentos del traslado de la modelo Eloisa Fontes.