Los zarpazos de Doncic a la épica de la NBA

El base esloveno, de 21 años, anota más que LeBron, rebotea más que Harden y asiste más que Antetokounmpo

Luka Doncic agota los elogios. Sus proezas se suceden y en la burbuja de Disney World ha acelerado si cabe su casi cotidiana superación de los límites, propios y ajenos. En cuatro días ha batido sus plusmarcas en los rebotes, con 20 ante Sacramento el martes, y en asistencias, con 19 el sábado ante Milwaukee. En ambos partidos hubo prórroga, y en ambos impulsó hacia el triunfo a Dallas Mavericks con dos triple dobles: 34 puntos, 20 rebotes y 12 asistencias ante los Kings (110-114) y 36 puntos, 14 rebotes y 19 asistencias ante los Bucks (132-136).

El fenómeno griego Giannis Antetokounmpo, el MVP de la pasada temporada y el jugador con el que compartía el primer plano del cartel previo al Mavs-Bucks, se rindió a la evidencia: “Es increíble. Está jugando un gran baloncesto, es un gran jugador, hace mejores a sus compañeros. Es talentoso, realmente muy talentoso. Uno de los jugadores con más talento contra los que he jugado”.

Poco antes del partido, la NBA había anunciado los tres finalistas de cada uno de los premios anuales que otorga. Para el más importante, el MVP, los finalistas son Antetokounmpo, LeBron James y James Harden. Doncic es el finalista para el premio al Jugador con Mayor Progresión de la temporada, junto a Bam Adebayo (Miami) y Brandon Ingram (Nueva Orleans). Los méritos de los tres finalistas al MVP de la temporada son incuestionables, pero la comparativa da una dimensión de las cotas en que se mueve Doncic. El 77 de los Mavs supera en promedio de anotación esta temporada a LeBron James (29,1 puntos a 25,4); en rebotes (9,5), también a Lebron (8) y a Harden (6,4), y en asistencias (8,9), a Anteto (5,7) y a Harden (7,5).

Rick Carlisle, el entrenador de los Mavs, jugó durante cinco temporadas en la década de los ochenta. Evoca aquellas épocas de alero en los Celtics y en los Knicks para definir a su pupilo esloveno en Dallas: “Luka sabe siempre dónde está todo el mundo, no solo en ataque sino en defensa. Es el signo de un cierto tipo de jugador. He jugado con Larry Bird, podía ver todo de esa forma. He tenido el privilegio de entrenar a Jason Kidd, podía ver todo de esa forma. Luka está en el mismo punto. Tiene un cuerpo diferente, tiene un juego diferente, pero cuando atrae la atención sabes que alguien va a quedarse liberado”.

Doncic suma 17 triple dobles esta temporada y lidera esa clasificación en la NBA por delante de LeBron James y de Nikola Jokic, el pívot de Denver, ambos con 13. Su final de partido ante los Bucks fue decisivo porque anotó los siete últimos puntos que permitieron a los Mavs forzar la prórroga en la que dominaron por 17-13. “Es mejor cada hora, cada día que pasa. Me impresiona su liderazgo a lo largo de todo el partido. Siempre mantiene la calma, y hace que sus compañeros mantengan su nivel en los momentos más duros”, afirmó Carlisle.

Un equipo para defenderle
La magnitud de los triples dobles es difícil de comparar con exactitud por la diversidad de las estadísticas que se manejan. En cualquier caso, el que Doncic obtuvo ante los Kings le situó, con 21 años y 158 días, como el más joven en la historia de la competición en establecer un triple doble con más de 30 puntos y 20 rebotes. Y el que consiguió ante los Bucks le permite entrar en el reducido club de los que han obtenido triple dobles con más de 35 puntos, 14 rebotes y 15 asistencias. Una lista en que solo figuran estrellas, todos ellos MVP: Oscar Robertson, Wilt Chamberlain, Michael Jordan y Harden.

“Se necesita todo un equipo para defenderle”, concluyó Doc Rivers, entrenador de los Clippers tras el partido que les enfrentó en la burbuja y que ganó el equipo californiano por 126-111. “Doncic posee una gran capacidad para dirigir a su equipo y para pasar el balón, puede anotar desde fuera, llegar a canasta, va a la línea de tiros libres a menudo, lo tiene todo”, dijo Kawhi Leonard, la estrella de los Clippers.

Los Mavericks han conseguido con sus dos triunfos en las prórrogas ante los Kings y los Bucks revertir sus nefastas prestaciones en los partidos con finales igualados. Kristaps Porzingis ha mejorado sus números y contra los Bucks sumó 26 puntos y 11 rebotes. El equipo tejano es séptimo en la Conferencia Oeste y puede aspirar a la quinta plaza, aunque no tiene margen de error ya que sus próximos rivales son los dos equipos que le preceden, Utah y Oklahoma City.

Carlisle ha concebido un conjunto que se basa sobre todo en su eficacia ofensiva. Con Doncic a la cabeza (29,1 puntos de promedio), Porzingis (20,1), Tim Hardaway (15,6) Trey Burke (12,6) y Seth Curry (12,3), los Mavs promedian 117 puntos, solo superados por un punto por Milwaukee (118,9) y Houston (118,4). En cambio, su defensa debe mejorar porque recibe un promedio de 111,5 puntos. La mitad de equipos de la Liga son más eficientes protegiendo su aro. “En los últimos años no hemos hecho un buen trabajo defendiendo en el perímetro. Pero en este momento el aro tiene que ser nuestra prioridad. Somos un buen equipo defensivo. No creo que seamos malos, pero tenemos que mejorar hasta estar entre los 10 mejores si queremos ser uno de los equipos que puedan tener opciones en los playoffs”, avisa Carlisle.

Esas opciones parecen aumentar cada día que pasa y que Doncic exhibe una capacidad para abanderar a su equipo tan notable que es capaz de dar una genial asistencia a Kleber por debajo de las piernas cuando quedaba un minuto para el final de la prórroga. Nunca mejor elegido su apodo, Niño Maravilla.