Sin Nicolás Muñoz no hay paraíso y Águila empató a cero ante Santa Tecla

El once emplumado resintió la ausencia del delantero panameño en el empate sin goles ante los tecleños.

Sin Nicolás Muñoz no hay paraíso ni goles para Águila, ausente por lesión, los migueleños resintieron la ausencia de su artillero en el empate sin goles ante Santa Tecla. En dicho juego los emplumados lo intentaron de todas las formas posibles pero sin un 9 dentro del área, las ocasiones quedaron en el casi. «Hace falta Nico», replicó un aficionado en las gradas del Barraza. Probaron con Bruno Kairon en el primer tiempo y el nacional Henry Argueta en el segundo, pero no hubo éxito a la hora de doblegar la cabaña de los periquitos.

«Dos toques», pedía Armando Osma desde las gradas, el técnico cafetero que cumplió 10 juegos consecutivos dirigiendo fuera del área técnica. Pero fue su último, ya que Mario Meza Mayén, quien fungió como técnico interino, confirmó a este medio que el colombiano ya estará en al área técnica para la dura visita al AD Chalatenango.

Mientras entró del campo, sus pupilos controlaban la pelota aunque sin mucha profundidad. El que más peligro generaba era Dixon Rivas, que en cada subida por la banda izquierda era una amenaza a gol, sin embargo quedaba debiendo la arremetida final que la grada emplumada tanto esperaba.

Santa Tecla reaccionó sacudiendose el dominio emplumado. Irvin Herrera gozó de dos claras ocasiones para abrir el marcador. Uno de sus remates fue un mano a mano donde salió victorioso Benji Villalobos, sobre el ocaso del primer tiempo.

Adentro los 10
Pero esa reacción se fue con el arranque del complemento. Ya que con el ingreso de Gerson Mayén, los emplumados volvieron a hacer peligrosos. Al 58′ Diego Coca envió un remate de cabeza al poste, hasta este momento la más clara del partido. Tecla respondió con el ingreso de Cristian Olivera para tener más el balón. Así también, Eduardo Rodríguez por poco y anota para la causa de los colineros sobre el 69′.

El juego tomó otra dinámica con el ingreso de los 10 por ambos conjuntos, siendo Águila el más peligroso. Como al 79′ cuando Alejandro Dautt reaccionó con lo justo a un mano a mano con Santos Ortiz. También sobre el final del juego, Víctor García cabezeó solo pero el remate se fue sobre la cabaña de los periquitos.

Al medio tiempo del partido, Nicolás Muñoz recibió una placa por su histórico récord de los 295 goles en la primera división por parte de la directiva de Águila. «En lo personal me siento orgulloso de haber conseguido romper esta marca histórica, y sobre todo haberlo hecho en este club donde me siento identificado», expresó Nico.

«A veces toca defender, tocó ante un gran equipo como Águila, lo importante es sumar y más de visita»
Rodrigo Rivera, jugador de Santa Tecla.

«Se notó esa ausencia de gol que había sido nuestra fortaleza, el equipo intentó proponer desde el primer minuto hasta el final», Andrés Quejada, jugador de Águila.

Fuente: Diario El Salvador