Verifican aplicación de protocolos sanitarios en el transporte público

Garantizar la movilización segura y ordenada de la población que utiliza el transporte público, son los objetivos de los protocolos de bioseguridad y distanciamiento social anunciados hoy por autoridades de los ministerios de Obras Públicas y Salud, y Viceministerio de Transporte.
Pese a que el Gobierno del Presidente Nayib Bukele ha sido despojado de cualquier facultad legal para obligar al estricto cumplimiento de medidas sanitarias para prevenir el COVID-19, estas carteras de Estado han sumado esfuerzos junto a empresarios del transporte para aplicar los protocolos, con el objetivo de frenar el contagio de coronavirus.


Las medidas anunciadas contemplan el uso de mascarilla y alcohol gel de usuarios y motoristas en terminales, paradas y unidades de transporte, así como la restricción de comer dentro de autobuses y microbuses.
También incluye la desinfección de unidades, al menos tres veces al día, y circular sin aire acondicionado, además de la señalización de pisos de terminales y paradas para promover el distanciamiento social entre usuarios.

El despliegue de gestores de tránsito, agentes de la Policía Nacional Civil y promotores de salud para toma de temperatura y verificar sintomatologías de posibles sospechosos de COVID-19, así como la atención de los mismos, también son acciones a implementar con la reactivación del transporte.

Además se lanzará una campaña educativa en medios de comunicación masivos para orientar a la población. “Es importante que veamos el trabajo articulado que se está realizando, todas las estrategias de salud que se están brindando, porque debemos continuar con el control de la pandemia”, dijo el ministro de Salud, Francisco Alabi.
Junto al titular de Obras Públicas, Romeo Rodríguez, y el viceministro de Transporte, Saúl Castelar, Alabí verificó esta mañana la implementación de los protocolos en la terminal de autobuses Nuevo Amanecer, en Soyapango.

Ahí pudieron constatar la aplicación correcta de estas recomendaciones por parte del personal del transporte colectivo. “No hay una herramienta legal (que nos faculte para el cumplimiento estricto de estas medidas), pero hemos trabajado junto a empresarios del transporte en las capacitaciones. Son cerca de 15 mil empresarios, y 15 mil taxistas y de otras unidades de transporte los que se han capacitado”, señaló Herrera.